Blog

 
 

Clínica Injertos Capilares en Madrid

Patrón de perdida de cabello femenino


El patrón de pérdida de cabello femenino generalmente se presenta con una historia de adelgazamiento gradual del cabello, del cuero cabelludo y el ensanchamiento de la separación central, aumentando con la edad, esta pérdida de cabello se debe a una disminución gradual en la producción del mismo por los folículos pilosos del cuero cabelludo que culmina en la miniaturización folicular.

El tratamiento médico puede ayudar a prevenir la progresión de la caída del cabello y puede promover un crecimiento moderado del cabello, pero es probable que no pueda revertir la miniaturización folicular.

El papel de los andrógenos en la pérdida de cabello en las mujeres es menos claro que en la calvicie masculina, por lo tanto, el uso del término menos comprometedor "patrón de pérdida de cabello femenino" ha ganado mayor importancia.

La prevalencia y la gravedad de patrón de pérdida de cabello femenino y la alopecia androgenética masculina aumentan con el avance de la edad, lo que sugiere que su etiología también incluye factores relacionados con la misma.

La edad es claramente un factor importante en la pérdida de cabello, pero aún no se sabe si la regresión folicular observada en la pérdida de cabello implica los eventos moleculares y celulares relacionados con el envejecimiento de los tejidos.

La mayoría de las mujeres que presentan una alopecia típica no necesitan ser investigadas. Sin embargo, parece razonable comprobar el hemograma completo, el nivel de la hormona estimulante de la tiroides y, en los casos en que se sospecha exceso de andrógenos, la testosterona sérica.

El patrón de pérdida de cabello femenino se puede considerar como un proceso biológico normal. Sin embargo, puede ser la fuente de gran ansiedad y malestar psicológico. El origen de los efectos adversos en la psique son indudablemente complejos, pero incluyen la opinión generalizada de que es anormal que las mujeres pierdan pelo, la percepción de que la pérdida de cabello es un rasgo "masculino" y, a pesar de que la pérdida de cabello en las mujeres puede comenzar en principios de la adolescencia, que es una manifestación del envejecimiento.